lunes, 11 de mayo de 2009

Cuestiones de borrones y borradores.

Ha transcurrido una semana desde que se iniciara la campaña de Renta 2008. En esta semana hemos conocido que muchos borradores estaban mal calculados, por las razones que hoy, en El Economista nos detallan:

La cuestión es que muchos borradores han sido confirmados, tal cual, sin haberse parado a revisarlos. La AEAT indica una advertencia al respecto, motivo por el cual se exime de toda responsabilidad. Bien es cierto que el desconocimiento de la ley no obsta para su cumplimiento. Pero tampoco es de recibo que se realice el cálculo con posiblidad de ser confirmado y al tiempo se diga que la AEAT se lava las manos como Poncio Pilato. Por tanto, la solución pasa porque los borradores no puedan ser directamente confirmables, sino que deban utilizarse bien los procedimientos telemáticos, bien la vía de Declaración de Renta.
En esta última existen tres posibles opciones: la primera es la autoliquidación por parte del propio contribuyente a través del programa PADRE, la segunda es la autoliquidación a través de gestoría o asesoría fiscal y la última es la autoliquidación a través de la plataforma gratuita de confección de rentas. Estas últimas tienen un personal laboral fijo-discontinuo que debe dedicar entre 5 y 8 minutos por cada Renta. El hecho de que se confeccionen en instalaciones de la AEAT no significa que vayan a realizarse correctamente, ni que el contribuyente pueda trasladar su responsabilidad a estos trabajadores tributarios.
De modo, que en estos términos sería recomendable que cuando en su actividad de revisión de las autoliquidaciones, la AEAT tenga en cuenta todos los extremos aquí expuestos. Por ende se pide que no lleve a cabo la tan común retención de la devolución por un simple error, evitándose así sufragar el interés de demora marcado por ley y demorando el pago a contribuyente que en tiempos de crisis lo necesitan.
Tal vez deba plantearse incrementar sus plantillas para estas labores, fomentar la coordinación en la comunicación de datos y aprovechar todas las oportunidades que le brinda la ciber-administración. Todo sea, para evitar disgustos, en una población ya de por sí crispada, al tener que soportar los efectos de una crisis que no causó.
_______________________
 Quizá le interese: Las declaraciones tributarias.

0 Deja tu comentario: