viernes, 19 de noviembre de 2010

Las mentiras de la santísima Trinidad.

El gobierno español no está gestionando correctamente el envite de Marruecos en un territorio de la que España es potencia administradora, ya que no se ha cedido en ningún caso la soberanía.
Sin embargo, por vía de hechos consumados Marruecos ha venido ocupando este territorio, aplastando cualquier atisbo de protesta y disponiendo de un verdadero apagón informativo. La ocupación marroquí supone la gestión de una zona conforme a prácticas totalitarias, dado a que la monarquía del país vecino es una auténtica dictadura.
Lo que no es de recibo es que la señora Trinidad Jiménez García-Herrera, actual ministra de exteriores haya mutado no ya su posición sobre el asunto, sino los prinicipios. Esto merece una explicación, pues de lo contrario sus votantes proclives a la autodeterminación saharaui, se verán muy decepcionados. Algo que viene ya siendo habitual con varios representantes del actual gobierno.
Por su parte Rubalcaba se ha dado por satisfecho con la explicación del ministro interior marroquí y ha negociado la entrada de tan sólo dos periodistas: uno de El Mundo y otro de El País. En conclusión, parece claro que Marruecos nos ha metido otro gol en materia de Relaciones Internacionales.

0 Deja tu comentario: