jueves, 15 de marzo de 2012

Diesel disgusto.

La medida de subir los impuestos para los vehículos diesel ¿cómo se justifica?

Analisis de las razones que llevan al Ministerio de Medio-Ambiente a subir el Impuesto de Matriculación y el Impuesto de Circulación.



Los vehículos con motor diésel son más eficientes y generan menos CO2. que los de gasolina con plomo. La mayoría de los que se fabrican hoy en día disponen del sistema common-rail, que permite pulverizar el combustible de manera eficiente eliminando buena parte de la contaminación, tanto de partículas como de ruido.
Estos motores los podemos identificar en la marca del coche por las siglas JTD, HDI, CDI, etc

Sin embargo, el Gobierno quiere, “para preservar el efecto invernadero”, desincentivar su uso y su compra, aumentando el gravamen en el Impuesto Especial de Matriculación y el Impuesto Municipal de Vehículos.

El gasóleo, es cierto que enrarece con mayor facilidad el aire que respiramos, al emitir microparticulas de hollín y NO2.
Eso significa, que son perjudiciales para nuestra salud, pero no tanto, para el efecto invernadero, porque permiten un comportamiento eficiente del vehículo.

De ahí que la mayoría de taxistas, agricultores y transportistas elijan el sistema de inyección porque se consume menos combustible y el precio del gasóleo suele ser menor que el de la gasolina.
 Los impuestos que quieren subir.

El Impuesto Especial de Matriculación.
Hasta ahora, la tasa del IEDM se divide en cuatro tramos, y depende de las emisiones del motor. En el margen alto, por encima de 200 gramos por kilómetro existe una penalización del 14,75% sobre el precio final del vehículo.

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica

En el caso del IVTM (el impuesto municipal de circulación), se paga a los ayuntamientos en función de la potencia fiscal para los turismos, el número de plazas para los autobuses, la cantidad de carga para los camiones, etc.

El impuesto tendrá un importante impacto porque el número de vehículos matriculados de diésel es casi un millón más que los de gasolina. En concreto la medida afectará a 11,4 millones de vehículos.

La medida por tanto, no es persuasiva y es claramente recaudatoria. Tendría más efecto subvencionar el biodiesel, el coche eléctrico o la investigación en carburantes no contaminantes.





0 Deja tu comentario: