miércoles, 18 de abril de 2012

La receta del diezmo

El Gobierno plantea que los jubilados paguen el 10% del precio del medicamento. 
¿Subirá para trabajadores y autónomos?.  


Los pensionistas españoles, aquellos en su día marcharon a Alemania, a Suiza o a Bélgica para beneficiar nuestra economía, fueron el verdadero motor del desarrollismo de los años sesenta.
Muchos de ellos nacieron en tiempo de entreguerras y sufrieron las penalidades de una sociedad amarga y asimétrica.
Todas las nuevas generaciones debemos rendirle un tributo por lo que hicieron por nosotros. No obstante, hay quien piensa que deben seguir contribuyendo pagando un 10% del medicamento que hasta ahora se le dispensa gratis.
Por tanto, la subida lineal del uno por ciento de la pensión queda en una bajada real de su poder adquisitivo.
El proyecto de recorte limita el precio de la medicina entre 10 y 20 euros al mes, algo que podría ser fácilmente superado por numerosos medicamentos que exceden dicho precio, sobre todo destinados a pacientes crónicos.
"Un farmacéutico de confianza me ha dicho que existen medicinas, como el Glivec 400 mg que sirve para contrarrestar los efectos de la leucemia, que cuestan la friolera de 2509,16 euros. También me asegura que ciertos pacientes de cáncer utilizan Intron A y que su precio real es de 395,21 euros."

Si a los trabajadores y autónomos nos quieren hacen pagar hasta el 60% del precio de los jarabes, cápsulas y otros productos de botica, en vez del 40% actual, ya pueden imaginar cual será el efecto.
Lo que está comprobado es que todo recorte irreflexivo en sanidad conlleva un aumento de la mortalidad. Y a nuestro pesar, aún siguen las SICAV y los patrimonios expatriados beneficiándose de su posición en el ámbito tributario y por ende, descargando la contribución para el sostenimiento del gasto público en la mayoría de los ciudadanos.

0 Deja tu comentario: